Con la frente en alto

6.3
Chris Vaughn (The Rock) es un soldado retirado de las fuerzas especiales del ejército americano que vuelve a su hogar natal para volver a empezar de nuevo. Pero mientras él estuvo fuera, su ciudad se convirtió en un sitio peligroso y con mucha criminalidad. Uno de los culpables de ese cambio es el acaudalado Jay Hamilton (Neal McDonough), su rival en el instituto. A Chris, que regresaba con la intención de recuperar sus viejas relaciones y construir una nueva vida, lo que se encuentra no es lo que recordaba y luchará, bate en mano, para poner las cosas en su sitio.....Con la frente en alto Critica: Mediocre peliculita de acción o algo parecido que trata de homenajear, sin éxito, a la original de 1973 del mismo nombre, de hecho está dedicada al sheriff Buford Pusser, que era su personaje central. Lamentablemente sólo se parece a ella en el uso del madero como arma preferida del protagonista, ya que estamos ante un film que evidencia una notable falta de imaginación y talento, utilizando todos los topicazos del género de justicieros: chico musculoso vuelve de la guerra y debe enfrentarse al cacique local. Rápidamente nos viene a la memoria la mítica "Acorralado" o "Roadhouse, de profesión duro", pero ni tiene la calidad de la primera ni la precisión de las coreografías en las secuencias de lucha de la segunda. Ni si quiera logran sacar partido de la espectacular Ashley Scott, a la cual utilizan sin contemplaciones en el clásico rol de mujer florero. Triste, muy triste.El realizador (?) se ha lucido con esto, porque lo malo no es que sea una historia típica y tópica, lo malo es que, aparte de ser más simple que el mecanismo de un botijo, nos lo cuenten en hora y poco y encima pretendan hacer pagar a la gente, ya sea en el cine (porque si, se estreno en la pantalla grande) o en el videoclub. ¿Su reparto?, pues de campanillas, The Rock, Knoxville y un palo; de los tres, es el último el que lleva el peso de la función y el más entrañable. ... Con la frente en alto
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Español Latino 26/04/2021 1.50 GB 274 Descargar

También te puede interesar

Ojalá estuviera aquí

Comedia Drama Sin categoría
6.6

Aidan Bloom, un joven padre de familia, se encuentra al borde de una crisis existencial provocada por la desaprobación de su padre y por las responsabilidades de la edad adulta. Cuando su situación financiera empeora, toma la decisión de hacer algunos cambios para mejorar su vida.Ojalá estuviera aquí Critica: Zach Braff siempre estará ligado a la gozosa serie 'Scrubs' (2001-2010) y, probablemente, nunca deje de ser a nuestros ojos el entrañable J.D. que encarnó con tanta sinceridad en casi 180 episodios. No obstante, su talento va más allá de lo que graban las cámaras, y es precisamente detrás de ellas (además de las labores de escritura) donde hemos podido disfrutar de otras facetas suyas donde también se mueve como pez en el agua. 'Algo en común' ('Garden State', 2004) supuso su debut en la gran pantalla y una gran sorpresa, pues su opera prima lograba ser una fresca y emocionante cinta generacional sobre el regreso al hogar que poseía cierta hondura. Diez años ha tardado Braff en volver a sentarse en la silla de director, y su 'Ojalá estuviera aquí' (2014) se siente extrañamente como una secuela tardía de 'Algo en común', como si aquel chico que perdió a su madre (en esta cinta curiosamente ausente) fuera (o mejor dicho intentara) ser un padre adulto y responsable. No es en absoluto la intención real de Braff la de realizar un pseudo-experimento al estilo de la maravillosa trilogía de Linklater 'Antes del…' (1995-2013), pero esa lectura que suscita en el espectador puede resultar estimulante. Sin más divagaciones, comentar que la historia narrada gira en torno a un viejo hombre enfermo de cáncer al que poco le resta de vida y su, cómo no, disfuncional familia. Él es no el protagonista (que nuevamente recae con solvencia en el propio Braff) sino el núcleo sobre el que se apuntala este drama de redención y reconciliación familiar, tan formulario como atractivo. No ha dado Braff en esta ocasión con el equilibrio perfecto entre comedia y drama (la primera, estupenda, se contrapone a lo segundo, algo acumulativo). Hay cierto cuidado y elegancia en sus formas que rápidamente la alejan de un melodrama al uso, y los arrebatos cómicos (más o menos excéntricos) ayudan a no convertir la función en un dramón, sino en una suerte de melodrama con ecos de un Woody Allen menor, pero con risas aseguradas. Funciona también gracias a su heterogéneo grupo de intérpretes. Dentro de un reparto entregado (que rescata del ostracismo cinematográfico a Kate Hudson) destaca Mandy Patinkin como el enfermo patriarca, pues es en su mirada donde el drama cobra el sentido que merece la historia. Todo es complicidad en la cinta de Braff, quizá demasiada; quizá hay exceso y desmesura en la forma en que guiña el ojo al público, pero no hay que olvidar que la intención esencial es la de dar al espectador una píldora de buen rollo (algo que jamás esconde y que, si no se hace de forma chabacana, se agradece). Todo parece construido para ir trenzando un relato emotivo que desemboque en un final pensado para conmover. Aquí se encuentra el principal escollo de la cinta, su lucha entre lo sentido (ejemplificado en la escena en la habitación del hospital entre suegro y nuera) y lo pensado (su clímax, sin ir más lejos), entre lo honesto y natural y lo lacrimógeno y forzado. Una pelea de contrarios que para un servidor se salda con victoria para lo primero, pero con serias dudas de que su opinión sea muy compartida.Ojalá estuviera aquí

¿No es romántico?

Comedia Fantasía Romance Sin categoría
6.3

Natalie (Rebel Wilson) es una arquitecta de Nueva York que se esfuerza por hacerse notar en su trabajo, pero es más probable que le pidan café y panecillos que diseñe el próximo rascacielos de la ciudad. Por si las cosas no son lo suficientemente malas, Natalie, una cínica de toda la vida cuando se trata del amor, tiene un encuentro con un asaltante que la deja inconsciente y, al despertar, descubre que su vida se ha convertido de repente en su peor pesadilla: está inmersa en una comedia romántica. Y es la protagonista...¿No es romántico? Critica: Hace un tiempo que escuche sobre esta película, y tenía algo de curiosidad en el proyecto. Estrenada hace unas semanas en Estados Unidos (concretamente, en San Valentín), la taquilla no ha sido gran cosa, aunque las críticas han sido bastante más favorables de lo que se puede esperar de un producto de estas características, y me refiero a la comedia romántica americana, tan insulsa y defenestrada en los últimos años. En un movimiento tan extraño como inteligente, la película nos ha llegado (en toda Europa) ahora a Netflix. Pues bien, ya he podido visionarla, y lo que parecía un buen punto de partida, bastante interesante y hasta cierto punto original, se queda en nada, siendo una comedia tan entretenida como intrascendente y fallida, y es que no arriesgan los responsables de la cinta. Antes de meternos en el meollo de la cuestión, conviene comentar su argumento. La historia sigue a una joven que no cree en el amor ni en los cuantos de hadas, y un buen día sufre un accidente, lo que la hace despertarse en la comedia romántica que jamás deseó. Por un lado tenemos la dirección, que juega con los dos mundos de forma bastante lograda, siendo el mundo real más frío y con grises, y “la comedia romántica” llena de colores y planos que recuerdan a dicho género, pero del Hollywood de antaño. Una dirección más que correcta. En cuanto a la historia, la verdad es que la idea de una protagonista que se despierta en una comedia romántica cuando odia dicho género podría haber dado mucho de sí, pero al final la película se queda en “mucho ruido y pocas nueces”, ya que las bromas sobre los clichés del género son tan bien intencionadas como fallidas, y a la película le falta mala baba, cayendo en lo que intenta parodiar, es decir, acaba resultando una comedia romántica más, a pesar de su (interesante) punto de partida.

Hot Bot

Ciencia ficción Comedia Sin categoría
4.1

Cuando dos frikis adolescentes encuentran de casualidad a una muy atractiva y casi real humanoide, tendrán que arreglárselas para no devolvérsela a su dueño.Hot Bot Critica: Desde que Kelly Lebrock colocara la primera piedra hace más de 30 años en 'Weird Science' (1985, John Hugues), el de la mujer explosiva y maciza cortejada por una pareja de nerds pringados ha sido un filón inagotable, ya fuera a través de su propio remake televisivo -con Vanessa Angel, hoy bastante mejor conservada que Lebrock-, y relecturas diversas sobre una premisa idéntica: la rubia que está como un queso y hace babear a sus nuevos vecinos -¿os acordáis de cuánto molaba al principio 'The Big Bang Theory'?-, Lisa Cuthbert fugándose con Emile Hirsch y unos colegas del instituto en 'La vecina de al lado' (2004, Luke Greenfield), Jay Barouchel encoñándose de la inalcanzable Alice Eve en 'Ni en sueños' (2010, Jim Field) o el científico empollón clonando a la chica de sus sueños en 'Repli-Kate' (2002, Frank Longo). Junto a esa última, puede que 'Hot Bot' sea la que más directamente bebe de la rúbrica desprejuiciadamente idiota, juvenil, cafre, gamberra, misógina y sí... tecnológica, de la cinta original estrenada por John Hugues en 1985. Y con un argumento similar, claro. Aunque posiblemente también con la mitad de financiación que aquella para poder rodarla.Hot Bot 'Hot bot' respira un aroma tan abiertamente ramplón, y se presta a un humor tan bobo, que ni el espectador/a con la piel más fina podría sentirse ofendido por ella, ni quien ya tenga peladas las manos de tanto matarse a pajas sentirá la más mínima tentativa de reprocharle esa sutil picardía con la que los pechos de la actriz y modelo Cynthia Kirchner permanecen ocultos durante todo el metraje. 'Hot Bot' (2016, Michael Polish) es justamente lo que parece. Otra gloriosa muesca más que sumar a filmografías tan impolutas como las de Larry Miller ('El profesor chiflado 1 y 2'), Anthony Anderson ('Scary movie 3', 'Canguro Jack: Trinca y brinca') o Danny Masterson, actor y DJ popular por la serie de televisión 'That's 70's Show' que anda algo desaparecido desde que en 2017 fuera acusado de violación por 4 mujeres. Ahora los problemas, son dos adolescentes frikis que en ningún momento van a lograr hacer que un espectador se identifique con ellos, esto va a lograr a la larga que el humor sea malísimo ya que no son cosas que las personas hacen con normalidad y los van a ver como idiotas, si bien hay excepciones que pueden sacar una risa, la gran mayoría no lo harán a menos que tengas 14 años o menos. La trama a pesar de estar bien definida no logra encajar bien y veremos muchas escenas que parecen innecesarias, molesta que los que intentan raptar a la androide sean tan incompetentes como los mismos que la protegen, si bien es comedia puede pasar por ridículo en una gran parte y afecta el humor. Lo que si no se podría perdonar son las fallas técnicas, más tienen que ver con una proterva dirección y una mediocre post producción que con la película en sí, pero realmente es inaceptable para una distribuidora que le tenga algo de respeto a su audiencia. Finalmente, el tópico cómico que maneja la película no acierta con el fundamento que presenta, tiene partes interesantes pero no logrará ser recordada como una buena comedia y sobran cosas que fácilmente son relleno. No la recomiendo, hay comedias que con menos logran mucho más y no son tan conocidas.Hot Bot

LEGO DC Comics Super Heroes: La Liga de la Justicia - El ataque de la Legión del Mal

Acción Animación Aventura Familia Sin categoría
6.4

Superman, La Mujer Maravilla, Aquaman, Batman y Robin se unen al resto de la Liga de la Justicia (Flash, Linterna Verde y Hawkman) para combatir a Lex Luthor y al resto de la Legión del Mal.LEGO DC Comics Super Heroes: La Liga de la Justicia - El ataque de la Legión del Mal Critica: La liga de la justicia enfrenta a la legión del mal de Lex Luthor, algo que ya se ha visto en varias medios y versiones del Universo DC. Pero faltaba esta película en versión Lego, y vaya que no decepciona. Con guiños geniales a las series animadas de los Super Amigos, y al nuevo universo DC en los cómics (la explicación de los nuevos trajes de los héroes es encantadora), ésta peli está hecha para niños pero será muy entretenida para los adultos y fans del universo DC que la vean, sin duda van a pasar un buen rato. Llena de humor y grandiosos momentos. Batman, Superman, Wonder Woman nunca lucieron tan "cuadrados" ni divertidos como en este film.LEGO DC Comics Super Heroes: La Liga de la Justicia - El ataque de la Legión del Mal Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.

Dredd

Acción Ciencia ficción Sin categoría
6.7

En un futuro cercano, Norteamérica se ha convertido en un páramo asolado por la radiactividad. Una única y gran megalópolis se extiende a lo largo de la costa este: Mega City 1. Esta inmensa y violenta urbe cuenta con una población de más de 800 millones de personas, cada una de las cuales es un infractor en potencia. Los encargados de acabar con el caos e imponer el orden son unos individuos que actúan a la vez como agentes de la ley, jueces, jurados y verdugos. Al frente de ellos está Dredd (Karl Urban), una leyenda viva de la justicia que vive entregado por entero a hacer cumplir la ley. En una misión aparentemente rutinaria junto a Cassandra Anderson (Olivia Thrilby), una juez novata dotada de grandes habilidades psíquicas, se disponen a investigar un homicidio en un peligroso rascacielos de 200 pisos de altura, controlado por el clan de la despiadada Ma-Ma (Lena Headley).Dredd Critica: “Dredd” empieza con un prólogo sublime que nos describe a la perfección qué es Mega City Uno: Una megalópolis que ocupa toda la Costa Este de Estados Unidos con alrededor de 800 millones de habitantes y una tasa de paro del 90%, en la que los criminales mandan y los jueces son la única fuerza del orden. Los llamados “Jueces” poseen los poderes de juez, jurado y verdugo.Dredd Sin tiempo de asumir lo escuchado, el film no escatima ni un segundo en pasar a la acción, mostrándonos brutalidad y crueldad en una breve persecución. Unos primeros minutos para dejar claro al espectador que “Dredd” no va a andarse con chiquitas, y que la violencia lícita va a ser lo que va a predominar y que sobretodo, nada tiene que ver con aquel film protagonizado por Sylvester Stallone en 1995. El Juez Dredd (Karl Urban) es el último hombre capaz de desafiar a los criminales e impartir la ley, haciendo que ésta se cumpla. Tras ser informado de un crimen atroz en el barrio marginal vertical controlado por Ma-Ma (Lena Headey), se dirigirá hacia allí con Cassandra Anderson (Olivia Thirlby), una novata que ha sido asignada con Dredd para ser evaluada. Pocos jueces son los que se atreven a adentrarse en ese recinto de 200 pisos, controlados en su totalidad por Ma-Ma, dueña y señora de la nueva droga que se está extendiendo en la ciudad: el “Slo-Mo”, una sustancia que hace experimentar la realidad alterándola una fracción de su velocidad normal. En otras palabras, se tiene la sensación de ver las cosas a cámara lenta. Ma-Ma que no permitirá que su imperio sea destruido, emprenderá una brutal guerra contra Dredd y su acompañante novata.Dredd

El hombre más buscado

Sin categoría Suspense
6.5

Un joven ruso, sin papeles, consigue llegar a Hamburgo. Lleva encima una extraordinaria cantidad de dinero, se declara musulmán devoto y presenta signos de haber sido torturado. Los espías de tres naciones, dedicados a la lucha antiterrorista, están convencidos de que han localizado a un importante terrorista islámico. Una abogada idealista, defensora de los derechos humanos, y un poderoso banquero son los únicos que conocen la verdadera identidad del joven.El hombre más buscado Critica: Un clásico de espías: política internacional, terrorismo, dinero sucio, engaños y cualquier cosa menos lealtad. Una buena película con más oficio que arte. El hombre más buscado da todo lo que se puede esperar del género: la llegada ilegal del ruso Issa Karpov a Hamburgo desata una tormenta de conspiraciones entre varias agencias secretas, bancos de dudosa reputación y defensores de los derechos humanos. Este thriller que adapta una novela de uno de los magos del espionaje clásico, John le Carré, contiene así todo lo que puede convertir la película en un solvente y absorbente laberinto de ambiciones cruzadas y enmascaradas. Desarrolla una trama densa que disecciona con cinismo la guerra sucia de la política internacional, el blanqueo de dinero, los intereses creados alrededor del terrorismo y la ingenuidad de quien aún cree en sus ideales. El hombre más buscado El elenco es deslumbrante. Philip Seymour Hoffman consigue construir un espía taimado, un perro viejo de los secretos, que sin embargo mantiene intacta cierta caballerosidad quijotesca contra la podredumbre de un sistema que repudia. Dos secundarios de lujo lo acompañan, Willem Dafoe y Robin Wright. Si bien ninguno cuenta con tiempo suficiente para una gran interpretación, resuelven sus personajes con profesionalidad: ella con enigmática simpatía, él con una deliberada vulnerabilidad. El resto del reparto, con personajes menos complejos, funciona como un perfecto engranaje al servicio de la historia. ¿Un punto negativo? La falta de química entre Rachel McAdams y Grigoriy Dobrygin. Anton Corbijn no ha dejado impronta personal alguna en la realización del film. Profesional pero rutinaria, la traducción audiovisual del argumento adaptado por el guionista Andrew Bovell no se contará entre sus trabajos más brillantes. Hay que aplaudir su efectividad, aunque se eche de menos algo de magia y el ritmo decaiga en ciertos momentos.El hombre más buscado