Monster Hunter: La cacería comienza

6.9
Tras nuestro mundo hay otro: un mundo de monstruos peligrosos y poderosos que gobiernan sus dominios con una ferocidad mortal. Cuando la teniente Artemis (Milla Jovovovich) y sus leales soldados son transportados de nuestro mundo al nuevo mundo, la imperturbable teniente recibe el golpe de su vida. En su desesperada batalla por sobrevivir contra enormes enemigos con poderes increíbles y ataques imparables y repugnantes, Artemis se unirá a un hombre misterioso que ha encontrado la forma de defenderse.... Monster Hunter: La cacería comienza Critica: En el particular universo de realizadores cinematograficos, existe un curioso apartado Andersoniano compuesto por tres figuras, la de Paul Thomas Anderson, maestro del cine moderno, que como el mítico Orson Welles, se configura totalmente adelantado a su tiempo. El segundo nombre es el de Wes Anderson, ese geniecillo peculiar, dotado de un enorme talento y sobrado de originalidad. Por último, tenemos a Paul W.S. Anderson, con un aviso, hay que desconfiar del nombre más largo, muy lejos queda ese deseado 'Horizonte Final', una gota en el océano, el nuevo milenio le ha vendido al funesto imperio de lo digital, mostrándole como un director torpe y perjudicialmente plano. Adaptación de la celebérrima saga de videojuegos de Capcom, lo primero que sorprende de la curiosa miscelánea de productoras, es la presencia de la japonesa Toho, famosa por su legendaria afición a las películas de monstruos, algo que lleva a una reflexión inevitable, sobre todo tras haber avanzado en el metraje la cinta, la de que cualquier director asiático habría sacado mejor partido a este material. Como película, 'Monster Hunter' naufraga básicamente en todos los aspectos que la forman como producción, es estéticamente fea y reprobable, está tan muerta en el aspecto narrativo, como el escenario estéril e inerte en el que se desarrolla, y resulta tan lineal y predecible, que no se puede decir aquello de que al menos sea entretenida. .....Monster Hunter: La cacería comienza
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Español Latino 19/02/2021 2.35 GB 3027 Descargar

También te puede interesar

Conexión mortal

Ciencia ficción Sin categoría Suspense Terror
4.5

Clayton Riddell es un famoso novelista que se encuentra en la cúspide de su carrera cómo escritor. Debe ir a Boston a presentar su última novela gráfica, aunque se encuentra melancólico debido a que su familia no ha podido acompañarle. A la vuelta de la presentación, comienzan a ocurrir cosas extrañas a su alrededor. Unas estruendas señales móviles están conviertiendo a los seres humanos en unos devoradores de sangre. Ante este estrepitoso accidente, Ridell deberá buscar la manera de llegar a su hogar y salvar a su familia antes de que esta plaga acabe con ellos.Adaptación de la novela de Stephen King "Cell"; en la elaboración del guión intervino el propio King.Conexión mortal Critica: George A Romero inventó aquello de las películas de zombies o infectados para denunciar aspectos de la humanidad, el consumismo, los regímenes políticos, el militarismo etc. así que Tod Williams como director y Stephen King como autor del libro que inspira la película no inventan nada. La diferencia es que Geoge A Romero dota a sus películas de una finísima capa de humor y de un ritmo tan trepidante que las hace únicas. ambas cosas no existen en "Cell"Conexión mortal La cinta arranca cuando de repente todos los que están usando los móviles sufren como un shock, y se vuelven rabiosos, asesinos. Después la película nos muestra como infectan a otros humanos gritándoles al oído, o como se meten en nuestros sueños.... sí, como suena... todo es tan tonto y deslavazado, que con tantas lagunas narrativas acabas por no entender nada de lo que está sucediendo. Es una pena porque sus primeros 20 minutos son relativamente atractivos, grupo de supervivientes al que el apocalipsis reúne, que se enfrentan a esa rara pandemia. Con unos infectados que recuerdan mucho a los de "28 días después" y a su secuela. Después la película es pretenciosa con su denuncia de un mundo que ya no sabe vivir sin móviles. Serie B prescindible. Ah y no hablemos de los actores. Qué hacha John Cusack, ya sólo le contratan para basuras como esta.

El bueno, el malo y el muerto

Acción Sin categoría Western
4.3

Brian Barnes, se despierta en el desierto herido y sin memoria y sin tener ni idea de por qué él está rodeado de ocho cuerpos, una camioneta con cuatro millones en efectivo y una furgoneta llena de cocaína. Brian es perseguido por el señor de las drogas, Danny Pérez que quiere desesperadamente su dinero de vuelta, y por la DEA, con su agente Rooker, y también por el corrupto sheriff Olson que no se detendrá ante nada ni nadie.El bueno, el malo y el muerto Critica: Si bien es cierto que Timothy Woorward no ha inventado la pólvora con esta película creo que ha conseguido realizar una cinta muy entretenida (apoyada por el hecho de que apenas dure 80 minutos y se pase volando) que mezcla elementos thriller, policiaco, acción y hasta western, pues esta ambientada en la desértica frontera méxico-estadounidense en donde la ley no llega a todas partes, pues el narcotraficante Mateo Pérez (Trejo) controla el área. Lo primero que hay que señalar es que Dolph Lundgren no es el protagonista a pesar de que salga el primero en el reparto y se vea su spoilerizada imagen en el cartel. Así que los fans de nuestro grandullón sueco quizás se lleven un chasco. El protagonista es Johnny Messner, que aparece en medio de una balacera sin recordar nada (tipo Mentes en Blanco pero en el desierto) y con cuatro bolsas de dinero.El bueno, el malo y el muerto A partir de ahí se desarrolla la trama con unos cuantos personajes que la verdad es que no están muy desarrollados por razones obvias y es que esto es un thriller de acción que va directamente al grano y que intenta tomar elementos tarantinianos sin mucho éxito, tanto en la escena como en algunos diálogos de badass con testosterona y tipos duros.

Fiebre del ladrillo

Comedia Drama Sin categoría
7.2

Fiebre del ladrillo cuenta la historia del auge y caída de dos estafadores inmobiliarios. Viktor Stein, Gerry Falkland y la banquera Nicole Kleber se hacen increíblemente ricos en muy poco tiempo. Pero enseguida se ven arrastrados a una vorágine de mentiras, fraude y engaño hasta que, en un momento dado, pierden el sentido de la realidad y deben decidir qué es lo que de verdad les importa.Fiebre del ladrillo Critica: La película Fiebre del ladrillo es una comedia bastante cínica. La primera secuencia ya lo deja claro. Una fiesta orgiástica filmada a cámara lenta mientras se escucha la famosa aria Una furtiva lagrima de la ópera L’elisir d’amore del compositor italiano Gaetano Donizetti. Vanagloriar el exceso será el modus operandi de esta película escrita y dirigida por el cineasta alemán de origen turco Cüneyt Kaya. Fiebre del ladrillo es el elocuente título de una película que nos muestra con detalle la crónica de un estafa, desde el punto de vista del estafador. Una propuesta que se mira en el espejo de El lobo de Wall Street (Martin Scorsese, 2013) y bien podría haberse titulado El león de Berlín (los que hayan visto la peli lo entenderán). Si el film del genio de Queens se ubicaba en la Bolsa de Nueva York, aquí los protagonistas se dedican al mercado inmobiliario, a la compraventa de inmuebles. Se hinchan a ganar dinero que luego despilfarran en fiestas con prostitutas, drogas y alcohol. *Atracción por la amoralidadFiebre del ladrillo Fiebre del ladrillo aborda el tema de la especulación inmobiliaria que nos condujo a la gran crisis económica que azotó a todo el mundo. Pero está muy lejos de realizar un retrato crítico o moralista. Todo lo contrario. Se nos muestra a un joven emprendedor sin un euro en los bolsillos que crea un imperio de la nada. Falsea documentos y se hace pasar por un acaudalado inversor que compra propiedades con un dinero que no tiene y que roba a la pobre gente que confía en él. Hay un claro sentimiento de admiración por parte del autor hacia su personaje. Lo justifica. Por otro lado, no encontramos a nadie con integridad moral en la película, todo el mundo se vende delante de un maletín repleto de billetes, da igual que sean banqueros o agentes judiciales. Ese paisaje tan monocromático en el aspecto ético, crea un clima tonal más fabulesco que realista.

Rush: Pasión y gloria

Acción Drama Sin categoría
7.7

Ambientada en los años 70, durante la glamourosa y espectacular Edad de Oro de la Fórmula 1, "RUSH" retrata la poderosa historia real de los dos mayores rivales que el mundo ha conocido: el apuesto playboy inglés James Hunt (Chris Hemsworth), y su metódico y brillante oponente, Niki Lauda (Daniel Brühl). Dentro y fuera de la pista, los dos pilotos se presionan a sí mismos hasta llegar al límite de su resistencia física y psicológica en un mundo donde no existen atajos hacia la victoria ni margen de error. Si cometes uno, mueres.Rush: Pasión y gloria Critica: Cinco son los momentos que tengo grabados a fuego en mi matrimonio con la Fórmula Uno. El primero de ellos se remonta al que trata esta película, y de cómo siendo un niño observaba atónito desde el salón de mi casa cómo a uno de mis súper héroes se le quemaba la cara, seguramente, y aún no lo sabía, a mi súper héroe favorito. La muerte del gran Gilles Villeneuve durante los entrenos en Bélgica fue el segundo recuerdo imborrable, y el tercero el no menos trágico accidente mortal de "maravilla" Senna, empotrándose contra el muro de Ímola a más de 300 km/h y dejándome "distraído" durante toda la semana siguiente. El cuarto instante que tengo grabado es la épica victoria de Olivier Panis en Mónaco, una de las mejores carreras de la Historia, siendo el quinto y último gran recuerdo de la F-1 contemplar flipando como durante la última carrera del mundial y durante la última vuelta en el circuito de Inter Lagos, un negro montado en un Mc Laren (una visión surrealista 30 años a) se aprovechaba de un diluvio universal que duró sólo esa vuelta, para remontar 28 segundos en apenas cinco mil metros y llevarse su primer Campeonato del Mundo. Lo nunca visto, digno de cualquier peli de superación de Disney.Rush: Pasión y gloria Cinco como decía, son mis recuerdos favoritos, y tres (como los mosqueteros) mis pilotos. En mi niñez admiraba al gran Alan Jones, pero sobre todo, a la increíble parrilla que componía la Fórmula 1 de entonces: Mario Andretti, Michelle Alboreto, Nelson Piquet, Gilles Villeneuve, Andrea de Cesaris, Emerson Fittipaldi, Carlos Reuteman, Niki Lauda, James Hunt, Alain Prost o el mismo Alan Jones. Nunca ha habido una constelación de estrellas como entonces, tíos que se jugaban los huevos en cada trazada, y en el que tener el mejor coche no era sinónimo de victoria como lo es a día de hoy. Años más tarde, y como todo hijo de vecino, admiraba a Senna. Sus duelos con Prost conseguían que el galo nos cayese mal a todos, tal y como Hunt lograba con Lauda y que Howard plasma fenomenalmente en la película. Mi último héroe es asturiano. Su único defecto es no haber nacido en Zizurkil y apellidarse Alonsotegi, pero todo no se puede tener. "Magic" Alonso es una máquina de conducir y posee el carácter más parecido a Lauda de toda la parrilla actual. Pero volvamos a Niki Lauda. Recuerdo en aquella lejana televisión en blanco y negro de la transición como el comentarista de turno ya nos lo pintaba como un tipo serio y hosco, rayando lo desagradable. A mí me caía bien, pensaba que alguien que tuviera nombre de camiseta no podía ser un mal tipo, y menos con ese aspecto de Fantasma de la Ópera que se le había quedado. La pena y la admiración se mezclaban en lo que sentía sobre aquel piloto, y aún así, mi favorito seguía siendo Jones.Rush: Pasión y gloria

Superman: Hijo rojo

Acción Animación Ciencia ficción Sin categoría
9

Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.Superman: Hijo rojo

Predators

Acción Aventura Ciencia ficción Sin categoría Suspense
6.1

Royce es un mercenario que, a regañadientes, encabeza a un grupo de guerreros de élite que acaban dándose cuenta de que los han llevado juntos a otro planeta… para servir de presa. Con la excepción de un médico desprestigiado, todos ellos son unos desalmados asesinos —mercenarios, yakuzas, presidiarios, miembros de escuadrones de la muerte—, “depredadores” humanos que ahora están siendo cazados y eliminados sistemáticamente por una nueva raza de Depredadores extraterrestres.Depredadores Critica: Han pasado ya más de veinte años de la primera entrega de Depredador, cinta que con los años se puede considerar una joya del cine B o de género. Fue la fusión perfecta entre la ciencia ficción y el más puro cine de acción de los años ochenta (con esos cuerpos tan musculados que rozaban la desfiguración física). Después vendrían una secuela notoriamente más mediocre que la original y esa horrible fusión entre Alien y Depredador. La saga parecía muerta, quizás porque lo mágico de Depredador era la sensación de cine anterior a la era digital, aquel en el que había que echar mano de originalidad para paliar la escasez de medios que requiere hoy en día una cinta de ciencia ficción, el ejemplo más notorio sería Alien de Riddley Scott, ya que nos iban mostrando a la criatura por partes a medida que el suspense iba creciendo, y es ese suspense el que marca la diferencia entre esta nueva entrega y su original. Ya no hay factor sorpresa, conocemos la mitología de la saga y visto lo visto parece que cuesta reanimarla.Depredadores Por partes…Robert Rodríguez (director, productor, montador….) es el encargado de resucitar la saga. Experto de economizar al máximo cada dólar podemos encontrar en este Predators virtudes que nos hacen recordar a la original…Su banda sonora, la jungla (aunque aquí se desarrolla en el planeta de los amigables bichos) hasta esa metralleta que a mí y a más de un amigo nos ponía el vello eréctil, la impaciente….Pero ahí se acaba la magia... El guión se convierte en verdugo de la cinta al tratar de homenajear a la saga. El contexto de la historia requería una escala épica que en el resultado final (por culpa de efectos, ambientación y en definitiva escaso presupuesto) sale perdiendo hasta con la primera cinta. Todo ocurre demasiado rápido, los personajes son estereotipos que con seguridad el espectador puede hasta adivinar el orden en el que van a ir cayendo….Pero sorprendentemente ahí tenemos a Adrien Brody sustituyendo al gobernador de California, y la verdad es que da la talla (¿Cuándo veré Manolete?).Depredadores