Freaky: Este cuerpo está para matar

Tras intercambiar su cuerpo con un asesino en serie (Vince Vaughn), una joven estudiante (Kathryn Newton) descubre que tiene menos de 24 horas antes de que el cambio sea permanente...Freaky: Este cuerpo está para matar Critica: El director Christopher Landon, bajo el amparo de la Blumhouse, había hecho uso de un recurso argumental que ha sido adaptado a todos los géneros, la repetición en bucle de un día de un personaje, llevándolo a los terrenos de la comedia de terror con tal éxito que ‘Feliz día de tu muerte’ tuvo una afortunada secuela. Ahora Landon y la Blumhouse utilizan algo ya muy visto, el intercambio de cuerpos, presente en una gran cantidad de comedias, pero llevándolo también al campo mezclado del terror con el humor, resultando una película fresca y bastante disfrutable. Millie (Kathryn Newton) es una joven un tanto desadaptada que cursa el secundario, tiene apenas un par de amistades y su relación con su madre y hermana y es algo complicada, pues tras la muerte de su papá, su madre se opone a que estudie la universidad lejos de casa. Pero una noche al quedarse sola a la salida de la escuela, es acosada por un asesino en serie que es buscado tras asesinar a cuatro jóvenes de su escuela, y cuando es alcanzada por él (Vince Vaughn), que la ataca con un viejo puñal de origen azteca, se activa una maldición que intercambia sus cuerpos, por lo que Millie tiene 24 horas antes de que el cambio sea permanente. Landon recorre todos los lugares comunes de las películas juveniles de slasher de los 80, pero lo hace de una manera bastante efectiva, alejándose del mero homenaje y consiguiendo darle total coherencia a la historia alocada que se narra, y profundidad a sus bien llevados personajes... Freaky: Este cuerpo está para matar
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p DUAL Español Latino 07/12/2020 2.01 GB 1808 Descargar

También te puede interesar

Detrás de la línea: Escape de Dunkirk

Bélica Sin categoría
5.4

Francia ocupada, 1940. Un comandante nazi descubre a uno de sus prisioneros, Danny es un campeón de boxeo. Lo obliga a luchar por el entretenimiento de su empresa. Pero los prisioneros de guerra se dan cuenta de que pueden usar estos concursos, como cobertura para una audaz fuga, antes de ser enviados a Alemania, donde escapar será casi imposible. Su destino y libertad pueden depender de cuánto tiempo pueda seguir luchando Danny.....Detrás de la línea: Escape de Dunkirk Critica: esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.....Detrás de la línea: Escape de Dunkirk

Operación Escobar

Crimen Drama Sin categoría Suspense
6.6

Basada en una historia real ocurrida en los años 80, narra cómo un policía estadounidense se infiltra en una banda de narcos colombianos. Para lograr ese objetivo, Robert Mazur (Bryan Cranston) se infiltrará junto Kathy Ertz (Diane Kruger), quien fingirá ser su futura esposa y Emir Abreu (John Leguizamo), un policía con métodos poco tradicionales para codearse con la cúpula de la organización criminal y ser parte de la mayor operación encubierta antidroga de la historia.Operación Escobar Critica: Como ya hiciera con sus dos últimos trabajos, otros dos biopic sobre el guionista de Hollywood, Trumbo y el presidente Johnson, Cranston no sólo es lo más destacada de la película, sino quien levanta y sostiene un guión sin garra y de excesiva duración. Además el look ochentero que luce el actor, le sienta bien y le rejuvenece. Aunque esta vez no está tanOperación Escobar solo. John Leguizamo, como su compañero policía, y Diane Kruger, como una novata que se infiltra junto al personaje de Bryan Cranston, como su su prometida, también rayan a gran nivel. La película tiene una estética homenaje a los grandes thrillers de la época, como "Donnie Brasco" o "Scarface" y son, junto al reparto, lo mejor y más llamativo de la película. Lo peor es un guión sin fuerza,escrito por la propia madre del director, basado en tópicos y que no arriesga ni propone nada nuevo ni diferente de la gran cantidad de películas ambientadas en el mundo de los policías infiltrados. Otro fallo ,es que apenas se trata la relación de Robert Mazur con su mujer e hijas. Salvo un par de pinceladas, no se ahonda nada en esa parte dramática de la vida del policía. Bryan cranston, nuevamente, pone voz y cara a un personaje real, en esta ocasión al policía Robert Mazur, que, bajo el alias de Robert Musella, se infiltro entre los grupos de narcotraficantes que operaban en Miami, dentro del Cartel de Medellín que dirigiera Pablo Escobar, haciéndose pasar por un ejecutivo de banco dispuesto a lavar el dinero de la droga.Operación Escobar

El caballero de la noche asciende

Acción Crimen Drama Sin categoría Suspense
7.7

Hace ocho años que Batman desapareció, dejando de ser un héroe para convertirse en un fugitivo. Al asumir la culpa por la muerte del fiscal del distrito Harvey Dent, el Caballero Oscuro decidió sacrificarlo todo por lo que consideraba, al igual que el Comisario Gordon, un bien mayor. La mentira funciona durante un tiempo, ya que la actividad criminal de la ciudad de Gotham se ve aplacada gracias a la dura Ley Dent. Pero todo cambia con la llegada de una astuta gata ladrona que pretende llevar a cabo un misterioso plan. Sin embargo, mucho más peligrosa es la aparición en escena de Bane, un terrorista enmascarado cuyos despiadados planes obligan a Bruce a regresar de su voluntario exilio.El caballero de la noche asciende Critica: Hay películas que por su complejidad son difíciles de abordar. Otras que son ‘hijas de su tiempo’ y están condicionadas por las expectativas que uno tiene depositadas en ellas. “The Dark Knight Rises” (TDKR por acortar) pertenece a este segundo grupo gracias al culto que ha generado su director desde que se hiciera un nombre con la inteligente "Memento" (su debut oficial, “Following” apenas ha sido visto por seguidores del director) y que con su notable acercamiento a la franquicia cinematográfica Batman (en una trilogía que ahora concluye) se ganó elogios, fans y claro, detractores. Con TDKR temo que tanto unos como otros vayan a defender/atacar por igual en la que es indudablemente la menos buena de este tridente maestro en el que la oscuridad y el acercamiento realista a la fuente original se dan la mano para dejar un espectáculo memorable. Si con la primera sentó unas bases en la segunda (la brillante, anárquica “The Dark Knight”) hizo fácil lo difícil. En esta tercera busca un equilibrio y aunque el espectáculo sigue siendo sobresaliente (en términos de entretenimiento) el guión flaquea en puntos donde no debería. Si bien el acercamiento de Begins era casi melancólico con un autor reinterpretando la leyenda del héroe con y sin la máscara, en TDK la cosa cambiaba. La textura era la de un cómic, con el caos representado en forma de Joker intentando corromper la realidad. TDKR es de las tres la que más cerca está del mundo terrenal en términos de tratamiento de la imagen, planteamiento de conflictos y desarrollo/interacción entre los personajes. Curiosamente al mismo tiempo es la que más traiciona todo esto al abrazarse (mediante giros) a esa fantasía comiquera que puede leerse en los tebeos anteriores al trabajo de Frank Miller. El híbrido es extraño y funciona casi siempre, pero si bien en las primeras películas había que hacer alguna concesión aislada aquí se vive en un estado perpetuo de anulación de todas las leyes lógicas posibles.El caballero de la noche asciende Con esto no quiero decir que TDKR sea fallida a nivel narrativo, nada más lejos de la realidad. Lo que plantea lo hace bien siempre y cuando la suspensión de la realidad se aborde desde el primer momento sabiendo que se va a asistir a un cómic en movimiento, por supuesto mucho más apegado a la realidad que en los trabajos previos basados en el hombre murciélago (desde los 60 hasta los dípticos de Tim Burton/Joel Schumacher). El problema viene así por ciertos giros que sacan un poco de la película, que por otra parte hace un trabajo ejemplar a la hora de desarrollar a sus personajes incluso para aquellos que se suman ahora a la franquicia: desde John Blake hasta Catwoman, pasando por Bane, dándole más protagonismo a Fox o Alfred, y volviendo a Begins a la hora de otorgar al icono de Gotham (Wayne/Batman) la importancia que perdió en TDK a favor de Joker/Dent.El caballero de la noche asciende

Heavenquest: A Pilgrim's Progress

Acción Aventura Fantasía Sin categoría
5

Inspirado en la novela de 1678 The Pilgrim's Progress y una precuela imaginaria de los escritos originales de Bunyan. Un hombre real llamado Vangel se ve obligado a emprender un viaje contra su voluntad cuando es arrestado repentina y misteriosamente. Herido y perdido después de escapar de los hombres del rey oscuro, Vangel comienza a tener extraños sueños y visiones de una misteriosa mujer vestida de blanco que lo llama desde el territorio desconocido del Norte. Armado con un libro llamado "El Registro de los Antiguos" que recibe de un sabio llamado Elder, Vangel se embarca en una aventura que lo lleva a través de una cadena montañosa traicionera, desiertos interminables, el Lago de las Dudas y el Bosque Sin Retorno. En el camino, los compañeros de viaje comparten sobre un legendario buen rey y su hijo en el norte si puede llegar con vida....Heavenquest: A Pilgrim's Progress Critica: Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.

El príncipe

Drama Sin categoría
6.9

Un drama homoerótico basado en la novela de Mario Cruz, que rastrea las experiencias sexuales, a menudo violentas y mortales. La cinta está dirigida por Sebastián Muñoz, que coescribe el guion junto a Luis Barrales. Chile, 1970. Jaime, también conocido en prisión como El Príncipe, se encuentra cumpliendo condena por el asesinato de su mejor amigo. Durante su estancia en la cárcel, entabla una demencial relación sexual con El Potro, un poderoso recluso veterano.El príncipe Critica: El bolero titulado Ansiedad compuesto por José Enrique Sarabia en 1955, sigue siendo una canción inigualable para reflejar la pulsión visceral que surge de la pasión amorosa. La película El Príncipe vuelve a utilizarla para contar esta historia. El director chileno Sebastián Muñoz, en su ópera prima, se centra en los ambientes y en las sensaciones, dejando un poco de lado la historia. Tras un crimen pasional al que pone banda sonora el bolero citado, nos adentramos junto al protagonista tras las rejas de una cárcel salvaje donde deberá encontrar su sitio. Son esos primeros 20 minutos lo mejor de la película. La escenografía resulta creíble y el manejo del suspense es asfixiante. No en vano, Muñoz es también director de arte y eso se nota en la creación de ambientes. Muchas de sus imágenes transpiran. El espectador puede notar el sudor, los olores, el calor… Es una película muy sensorial en ese sentido. Sin embargo, la historia está llena de tópicos carcelarios y suele confundir la naturalidad con la necesidad epatante de lo transgresor. *La sexualidad homosexual en primer plano Tras esa excelente introducción en los códigos del drama carcelario clásico, conoceremos a los personajes y el rol que desempeñan dentro del microcosmos existente en esa prisión. Un retrato milimétrico que pronto se torna confuso en su narrativa temporal fragmentada en pasado y presente. Se nos muestran detalles del pasado del protagonista y que es lo que le llevó a cometer su crimen. La película se convierte en un apología queer que abusa de las escenas de contenido sexual explícito, en muchas ocasiones no aportan nada nuevo en el perfilado de sus personajes.

Bel Canto. La última función

Drama Musica Romance Sin categoría Suspense
5.2

Roxanne Coss (Julianne Moore) es una famosa soprano que viaja a un país de Sudamérica que permanece bajo una dictadura militar, para dar un concierto privado en una fiesta del rico industrial japonés Hosokawa (Ken Watanabe). Cuando la reunión de diplomáticos y políticos se celebra, la mansión es tomada por un grupo rebelde guerrillero que exige la liberación de sus compañeros encarcelados. Mientras permanecen secuestrados en la casa, rehenes y captores se verán obligados a encontrar la forma de entenderse.Bel Canto. La última función Critica: El director guionista y norteamericano Paul Weitz experto en comedias, entre otras es el responsable de la película de culto "American pie ( 1999 )", que no soporto, y de una pequeña joya del cine indie llamada "Grandma ( 2015 )". En esta ocasión vuelve a participar en el guion, junto a Anthony Weintraub, para contarnos una historia dramática basándose en una novela publicada en 2001 por su compatriota, la escritora Ann Patchett, de título "Bel Canto" ( en España la distribuidora ha añadido " La última función ", al de la novela y la película ), y tanto el libro como la película están basados en una historia real que, al menos en el proyecto cinematográfico no se cita el país y desconozco si lo hace la novela que no he leído, se desarrolla en un país latinoamericano en 1996, y que se inicia con un prólogo en Tokio en donde nos presentan de manera breve al personaje de Hosokawa, un rico promotor japonés que se despide de su hijo porque se va unos días a otro país ( en este caso en el que se desarrollará posteriormente la historia dramática ), y una vez que se encuentra en ese lugar, en un la embajada japonesa, en donde se va a celebrar un concierto de ópera, con la presencia de la soprano norteamericana Roxanne Coss, es cuando se produce el acto terrorista que marcará el resto de la trama. La película es un despropósito y no funciona ni como drama, ya que no genera angustia, ni tampoco está bien filmada, el guion es bastante endeble, y tiene un problema adicional importante que afecta a la versión original ( desconozco si la versión doblado soluciona este lastre, aunque sería de manera tramposa, ya que las películas siempre recomiendo verlas en v.o.s ), y es que se emplean muchos idiomas y no están bien resueltas esas tramas personales en donde el idioma es parte fundamental, creando situaciones ridículas como que alguien que no sabe hablar en camboyano o inglés o japonés poco después lo hable perfectamente, y creo que esas cosas se deberían de cuidar más. En ese aspecto me recordó a "Loving Pablo ( 2017 )" de Fernando Aranoa en donde la versión doblada solucionaba el caos y ridículo de su proyección en v.o. Julianne Moore interpreta a la soprano, y ni siquiera su presencia salva el proyecto, ya que está mal en la que seguramente será la peor interpretación de la carrera de una de las mejores actrices de su generación. No imprime carácter a su personaje, ni te crees algunas de sus reacciones, lo que es achacable principalmente al guion tan deficiente. Lo mismo podemos decir del resto del reparto, pese a contar con Ken Watanabe en el papel de Hosokawa, Christopher Lambert en el de Simon Thiboult y Sebastian Koch en el de Messner.